Cuboro no sólo es un cubo de madera , ¿sabes porqué?

El valor de cuboroEn el primer capitulo sobre cuboro os conté cómo y porqué se creó cuboro en los años 80. Este año hemos tenido la suerte de pasar un día muy completo con Matthias –inventor y creador de cuboro–, para así conocer de primera mano cómo se fabrica cuboro.

Ya sabíamos que cuboro es un juguete de primera calidad, pero nos sorprendió ver en el proceso de fabricación casi artesanal. Sus cubos están fabricados con madera sostenible y la producción es 100% Suiza. Ahora más que nunca entendemos el valor que tiene este juego. Hemos estado de vacaciones allí, y hemos podido comprobar en nuestra micro-economía que el nivel de vida allí es muy alto. La media del sueldo anual durante el 2013 fue de 71.000 Euros. Con todo esto, igualmente Matthias decidió seguir con la producción controlada en Suiza, y no hacerla en otros países donde la mano de obra le habría sido muuuucho más económica.

Casi desde sus inicios cuboro está fabricado en la empresa Nyfeler en la zona de Emmental, cerca de Berna. Solo Nyfeler era capaz de conseguir la alta calidad que Matthias exigía a su colaborador. Esta carpintería ya lleva tres generaciones fabricando productos de madera, siempre en el mismo taller, y desde hace más de 50 años fabricando juguetes de madera de alta calidad. Aparte de cuboro también fabrican piezas y juguetes para Naef, marca muy conocida por sus ingeniosos puzzles y piezas de diseño.

Madera tallada en tableros para los cubos de cuboroAlrededor de Nyfeler comienza la vida de los cubos de madera de haya. Los arboles crecen todos en la inmediata proximidad de la sede en el valle del rio Emme (el famoso Emmental). En un primer paso los troncos están tallados en tableros de entre 6 y 7 centímetros de grosor y permanecen durante mínimo un año al aire libre apilados en montones de varios metros en el patio de la carpintería. Esta exposición a los continuos vientos que soplan casi los 365 días al año permite que la madera seque el máximo bajo circunstancias naturales para evitar que la madera de estalle en el futuro proceso de fabricación.

Todo y estar un año en la intemperie para que seque de forma natural, el proceso empieza con los tableros cortándolos en barras de 6 x 6 centímetros y de nuevo expuestos en una especie de horno a baja temperatura para controlar la humedad interior de la madera y así evitar problemas futuros durante el juego. Solo para llegar a esta conclusión en los inicios de cuboro Nyfeler y Matthias de cuboro se pasaron meses estudiando la mejor combinación entre secado de manera natural y artificial. Lo cual es esencial para conseguir una madera duradera y sin demasiada variación del grosor.

sabias que… … ¿dependiendo de la humedad ambiental, la zona y altura donde se desempaqueta y donde se juegue con los cubos de cuboro, una pieza puede disminuirse o ampliar hasta 0,5mm? Eso quiere decir que el cubo puede variar entre 4,95 y 5,05 mm.”

Ahora por fin empezamos a ver algo de la forma final de nuestros apreciados cubos. Las barras que se han vuelto a encoger un poco en el “horno” se pulen por los 4 cantos para llegar a la medida final de 5 x 5 cm. Ya desde el primer proceso, todos los trabajadores hacen un control de calidad de la madera que puede seguir en el siguiente proceso.

Medición de los cubos de cuboroEn el siguiente paso las barras son cortadas en cubos a la medida final de 5 x 5 x 5 cm, y nuevamente observados uno por uno para encontrar deformaciones u otros fallos.

En este paso ya se controla también que el cubo tenga una desviación mínima y máxima. Así en cada paso de la fabricación se deseleccionan piezas, elementos y cubos, lo cual reduce continuamente la cantidad de piezas para entrar en la venta final. Algunas barras o cubos que a primera vista no servirían para la fabricación de los cubos de cuboro, sí que se aprovechan en otros procesos de fabricación de las piezas del hermano pequeño el cugolino. Como los cubos del cugolino en muchos casos cuentan con una altura de tan solo 2,5 cm, muchas mitades de piezas deseleccionadas son reentradas en la cadena de fabricación del cugolino.

El corte de los raíles, túneles, curvas, rectas, bifurcaciones y todas las demás funciones que hacen de cuboro un juguete tan variado son todo el orgullo de la carpintería Nyfeler. La gran mayoría de los procesos de corte son desarrollo propio y no se pueden encontrar o comprar ni al mejor fabricante de maquinaria de carpintería. Así existen procesos de tallado que pasan por maquinas que ya tienen más de 50 años y seguramente seguirán produciendo unas cuantas décadas más. Pero tampoco en Nyfeler la alta tecnología ha parado delante de sus puertas y así cuentan con máquinas digitales de corte CNC para las funciones más complejas en los cubos, sobre todo las curvas en el interior.

Cubos de madera para la caldera sostenibleComo ya había comentado anteriormente, en cada paso de producción Nyfeler cuenta con un personal altamente cualificado y con los ojos afilados para cualquier anomalía en los cubos. Resulta pues que solo un 60% de la materia prima que comienza en la cadena, irá a parar en una de las cajas. La gran mayoría de las piezas desclasificadas están destinadas a calentar el “horno” que tiene Nyfeler para el secado de la madera o para generar energía para el resto de la maquinaria. Esto hace de Nyfeler y cuboro un sistema aún más sostenible.

Uno de los últimos pasos antes de la exportación de cuboro es un sistema muy sofisticado de pulido de los cantos agudos de los cubos, lo cual le da el toque tan suave y la sensación de un material tan agradable a la hora de jugar con él.

Cadena de empaquetaciónAhora ya los bloques fabricados y acabados llegan a la nave de empaquetar donde son nuevamente pulidos manualmente y revisados por última vez antes de ir a parar en las cajas confeccionadas. Todo y que cada cubo ya había pasado por no sabemos cuántos puntos de control, todavía hay algún cubo que las chicas no dejan pasar por su criterio de calidad y será deseleccionado para completar por ejemplo una de las cajas de animación que tanto nos ayudan a nosotros en los talleres y festivales o demostraciones en colegios y delante de otros profesionales.

sabias que… … en las cajas standard y basis solo hay 12 cubos distintos, pero si contamos todos los sets de ampliaciones y extensiones sixpack y la gama de cugolino, Nyfeler tiene el know-how y las posibilidades para hacer más de 90 bloques de madera diferentes.”

Finalmente las cajas terminadas son empaquetadas y montadas en pales para ser traspasados a un almacén en Alemania donde son distribuidos en toda Europa o bien exportados a EE.UU., el Oriente Medio o Asia.

Estoy convencido que a partir de ahora los aficionados de cuboro y los que se van a unir a esta afición, van a entender aún mejor el valor de cada cubo que usan para el montaje de sus pistas de canicas. Que cada cubo ha tenido que pasar por personas altamente cualificadas y que saben que sin su buen trabajo nunca habría llegado a ser un juguete tan apreciado por niños y adultos. Y sabemos de primera mano que Matthias está muy orgulloso de poder trabajar con Nyfeler como proveedor de cuboro, así como nosotros en kinuma.comestamos muy agradecidos de haberlo podido ver y sentir en directo.

En el próximo y último post sobre cuboro os quiero explicar el valor educativo de los cubos y el juego con cuboro y el material educativo que acompaña cuboro ahora ya desde hace 4 años –el creative thinking.

Cuboro modelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.