· News · Jellycat – Los peluches más suaves que jamás hemos abrazado

 

La primera vez que aterrizaron los peluches de Jellycat en nuestros brazos fue más que amor a primera vista, locura colectiva al primer contacto…Caímos rendidas a sus abrazos, suaves, tiernos y adorables, nos resultaron tan originales, estrafalarios y divertidos que, incluso, los chicos kinuma no pudieron resistir la tentación de apretujarlos y aceptar entre dientes, pero con una amplia sonrisa, que les encantaban.

Me va a costar un mundo elegir cual os presento en las novedades, así que, en cuanto tengáis un ratito, mejor os pasáis por kinuma.com para verlos a todos y cada uno de ellos.

El cuerpo de este pulpito de peluche es suave y rosado. Sus ocho patitas se entrelazan, estiran y enrollan.

 

Este adorable flamenco pertece a la colección Cordy Roy caracterizada por su textura de pana gruesa. Es también mullido y suave y además decora con personalidad propia cualquier rincón.

 

El pollito Pompom es original y elegante. Su cuerpo y su cabecita están cubiertos de una suave y sutil melena en forma de pompón.

 

El cuerpo de esta piña de peluche es amarillo y muy acuchable como el de su amiga la cereza. Tiene diferentes texturas: patitas de pana y una cabellera de pelusa de color menta.

 

El camaleón Colin enamora a grandes y pequeños. Un mullido cuerpo con tacto de musgo y unos colores difumidados que hacen que cada peluche Colin sea diferente.

 

El Dragón Risitas pertenece a la simpática colección “Toothy”. Con grandes pero inofensivos dientes, también encontramos al Perro, al Tiburón y al Hipopótamo, todos ellos de tamaño mediano y con una sonrisa infinita.

 

Y para los bebés de la casa, suaves y elengantes mantitas con peluches, doudous con textura y por supuesto los clásicos conejitos de largas orejas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.